Portada » Debates » ¿Qué colchón compro? » Elegir un colchon. Tipos de colchones

Elegir un colchon. Tipos de colchones

  • Este debate tiene 0 respuestas, 1 mensaje y ha sido actualizado por última vez el hace 14 años, 3 meses por Mariana de la Argentina.
Mostrando 1 respuesta al debate
  • Autor
    Entradas
    • #10004 Responder
      pmurillo
      Invitado

      [b]Tipos de colchones: ventajas e inconvenientes[/b]

      [img align=»left» alt=»colchones-composición»]http://www.colchones.me/uploads/colchones.me/colchones-composicion.jpg[/img]Creo que nunca ha habido tanta variedad de materiales en colchonería como hoy en dia. Es tal la cantidad de nombres diferentes (incluso para un mismo material) que resulta difícil no liarse incluso para quienes los vendemos.

      Basicamente, la diferencia entre unos y otros esta en función de cual sea el soporte del colchón y los mas importantes y representativos son dos: Colchones con carcasa de muelles y colchones de espuma (aqui se incluye el latex, viscoelastica, goma espuma, eliocel…)

      Por lo cual serán estos los que tratemos a fondo en este apartado. Tambien encontrara en el mercado soportes marginales o minoritarios como las camas de agua, camas hinchables, futones… de los que tambien trataremos brevemente al final.

      [b]1. Colchones de muelles[/b]

      Son los mas vendidos a dia de hoy (casi un 80% del total) y tambien son los que mas sufren los ataques de los fabricantes sin escrúpulos que con una carcasa de muelles cutre y mala y sin apenas acolchados te venden un colchón a precio de ganga, cuando en realidad te estas llevando una cama tipo «hamaca de fakir» donde en pocos meses te clavaras todos los muelles uno tras otro en la espalda a la vez que poco a poco se hunden en el centro sin remisión. Y es que nadie da duros a peseta (o mejor: euros a centimo)

      El soporte del colchón y la parte mas importante de el (y generalmente la que hace que suba o baje de precio) es la carcasa de muelles. Es el corazón del colchón y la que garantizara un buen apoyo y durabilidad. En los buenos colchones van reforzados y tratados térmicamente para que aguanten mas y mejor. Tambien es importante la cantidad de ellos, pues a mas muelles por metro cuadrado mejor apoyo para el cuerpo. La dureza del colchón se consigue cambiando el diametro del alambre de acero y no disminuyendo la cantidad de muelles.

      A ambos lados de la carcasa se extienden varias capas de acolchados y mantas para que no sintamos los muelles y disfrutemos de un tacto mullido y confortable. De relleno se usan todo tipo de materiales destacando la espuma de poliuretano, latex, viscoelastica o rellenos naturales como lana y algodón. Muchos fabricantes incluirán una capa de invierno o verano aunque, sinceramente su cometido es el de que voltee el colchón cada 3 o 4 meses (que es lo realmente necesario para aprovechar las dos caras y que los acolchados no se hundan siempre en el mismo sitio y se recuperen al darles la vuelta). En realidad no notara casi ninguna diferencia de la cara de verano a la de invierno en términos de temperatura, pero al voltearlo se lo agradecera su colchón y le durara mas tiempo (y esto si que es cierto al 100%).

      Los colchones de muelles por lo general son bastante firmes y aconsejables para la mayoría de la gente, siempre y cuando sean de buena calidad. Sus ventajas son claras: buen apoyo para la espalda, excelente aireación (ya que la carcasa de muelles es como un balón de aire interior que mantiene aireado todo el colchón) y firmeza alta.

      En contra hay gente que se queja de su excesiva dureza, aunque como comentaba antes, los hay de diferentes firmezas. Tambien hay que tener en cuenta que los muelles van perdiendo dureza a lo largo de los años y que un colchón de muelles de 5 o 6 años perdera la excesiva dureza del principio y si se compra demasiado blando, puede que al final de su vida útil (10 o 12 años) este hecho papilla.

      [b]2. Colchones de espumas[/b]

      Al hablar de colchón de espuma se nos viene invariablemente a la cabeza lo siguiente: la clásica goma espuma de la tumbona que en 3 dias esta hundida y para tirarla.

      Cambiemos el chip. Las espumas incluyen una gran familia cuya principal característica es el modo de fabricación. Basicamente se trata de coger un material liquido y gelatinoso al que se le insufla aire comprimido para conseguir una espuma llena de burbujas (como una mousse o una magdalena) que una vez tratado con endurecedores y resinas estabilizadoras queda como un bloque homogéneo donde son las burbujitas de aire y el material poroso lo que dan lugar a una buena y flexible superficie de apoyo.

      De la calidad de los materiales, de sus propiedades inerentes y del proceso de fabricado, dependera que esa espuma tenga un optimo comportamiento como colchón o no. La dureza de las espumas se mide según lo densa que sea, aunque dependiendo del material difiera la cantidad necesaria para conseguir una dureza u otra. Por ejemplo un colchón de espuma de poliuretano de densidad 40 kg/m3 sera una autentica piedra, mientras que uno de latex de densidad 65 kg/m3 sera suave y amoroso al tacto.

      Entre estos los materiales usados para fabricar espumaciones están: el latex, el poliuretano, las resinas, aceites… (ademas de los endurecedores, dispersores, antioxidantes… para que el bloque tome cuerpo).

      La espuma de poliuretano clásica es la mas conocida y aunque ha tenido mala fama historicamente, no tiene por que ser de la pésima calidad calidad a que estamos acostumbrados en los colchones que traen las camas mueble, los plegatines o las tumbonas de jardin (evidentemente en estos casos muchos fabricantes meten la peor goma espuma y la mas barata para reducir costes). Pero hay muchos tipos, calidades y durezas de espuma de poliuretano y aunque es el material que mas tiende al hundimiento, las espumas de alta densidad y especialmente las llamadas HR (high resilence, eliocel), son duraderas, de alta resistencia al hundimiento y con un comportamiento tan bueno como un colchón de muelles medio.

      A favor tienen una gran variedad de calidades y durezas, así como un precio mucho mas economico que ningún otro material y en contra que son algo mas calurosos en verano (tampoco una cosa exagerada) y que las espumas de baja densidad o mala calidad tienden a hundirse con el tiempo.

      La espumas de ultima generación son espumas que hoy por hoy ofrecen el mejor comportamiento en cuanto a resistencia al hundimiento, durabilidad y estabilidad a lo largo del tiempo. No tienen un nombre definido y cada fabricante las vende con un nombre propio como el Bultex de gama alta de Pikolin o el Airvex de gama alta de Flex. Su principal característica es su alta resistencia al hundimiento (aun sin llevar muelles) y gran longevidad que alcanzan. Ademas tienen el interior con diferentes zonas de firmeza adaptables a cada zona del cuerpo, multiples canales de aireación y hasta en algunos modelos cada cara con una dureza diferente. Son firmes, aunque no tanto como un colchón de muelles, pero conservan el tacto, adaptabilidad y suavidad de las buenas espumas. En resumen, «el colchón perfecto» si no fuera por el escollo del precio que suele ser bastante alto.

      La espuma de latex, o sencillamente el latex, tiene una gran resistencia al hundimiento y un tacto suave muy adaptable al cuerpo. Su firmeza es media/alta y generalmente son aconsejables para quien no soporte colchones duros y le guste una acogida suave que elimine al dormir la presión sobre los músculos. Se fabrica a partir de la resina del árbol del caucho, junto con endurecedores y antioxidantes. La cantidad de latex natural en el colchon es variable, aunque generalmente imaginemos que todo el colchón es latex puro, puede llevar desde un 20% a un 97% de producto natural (el resto es espuma de latex sintetica). La razón no es que nos esten timando como a chinos sino mucho mas simple: el latex es un producto organico y necesita de resinas endurecedoras y un productos estabilizantes para que se convierta en un bloque solido, estable y duradero.

      Cuanto mas producto natural lleve el colchón, mas delicado sera, mas cuidado tendremos que tener con la humedad, mayor transpiración necesitara y mas tendera a deshacerse con el tiempo. De hecho estos son los dos grandes problemas de los colchones de latex completamente natural: al ser un producto organico, si no esta continuamente ventilado de forma optima llega a coger moho y al carecer de endurecedores y resinas se deshará con mayor rapidez. Por esta razón el latex mas extendido es el de 20% resina natural y 80% resina de latex sintetica, ya que los fabricantes siempre quieren ofrecer un producto muy estable, de facil mantenimiento, duradero, a buen precio y que no de problemas. En contrapartida, los colchones con mas espuma de latex sintetica son ligeramente mas calurosos en verano. En cuanto a la dureza y tacto, a igual densidad, no he conocido todavia a nadie que sea capaz de notar la diferencia entre un colchón 20% natural y otro 85% o 97% natural (siempre que sean de la misma calidad). No tratamos de inclinarne sobre uno u otro tipo de latex, pero debe saber antes de comprar que mas cantidad de latex natural no significa necesariamente mejor calidad y muchísimo menos mayor durabilidad.

      Tambien encontrara en el mercado colchones de latex 100% sintetico (a precios muy atractivos). Olvídese de ellos, eso no es latex.

      La espuma viscoelastica es un nuevo producto que ultimamente tiene una gran aceptación entre el publico, por su maxima adaptabilidad al cuerpo y tacto super mullido. Vienen siempre con una capa inferior mas ancha de espuma HR de alta densidad, que mantiene la firmeza del conjunto. Su gran fama le vino porque su primer comercializador en el mercado, la marca Tempur, lo rodeo de un halo de espectacularidad, pues era un material desarrollado por la NASA para los astronautas (lo que no decían tan claro es que no lo usaban para dormir, ya que sin gravedad no te puedes apoyar en un colchón, sino que lo usaban en los lanzamientos para soportar la fuerza de la gravedad que sufrían en el despegue). El caso es que la espuma viscoelastica que se comercializa por la mayoria de fabricantes hoy en dia es de un tacto y comportamiento igual al desarrollado por la NASA con una excepción: al estar especificamente pensada para el descanso, no es tan sensible a la temperatura. La espuma viscoelastica original reacciona hundiéndose mas al aplicar calor (por ejemplo el del cuerpo) y endurece con el frio. Esto, que al fin y al cabo no sabemos si es una ventaja o una inconveniente a la hora de dormir, es la unica diferencia.

      Su principal ventaja es la alta adaptabilidad al cuerpo de una forma gradual y un tacto muy suave y acogedor (aunque tambien es verdad que hay gente a la que no agrada en absoluto esa sensación). Su inconveniente basico es el precio, que en los colchones de buena calidad suele ser bastante alto.

      [b]3. Colchones de otros materiales[/b]

      También podemos encontrar en el mercado de manera minoritaria colchones de otros materiales como los futones, colchones de agua o colchones inflables.

      Los futones son colchoncitos bajos, por lo general duros (aunque no todos) tradicionalmente usados en oriente y con poca aceptación en general en Europa, donde priman mas los colchones mullidos. Son colchones saludables (con rellenos naturales de lana, algodón o incluso latex) y buenos para la espalda, aunque solo aconsejables para amantes de colchones duros.

      Las camas de agua nunca han tenido mucho mercado (aunque fueron muy famosas en los 90 en Estados Unidos), pero se pueden encontrar en algunas tiendas. No estamos muy seguros de que sean del todo saludables para la espalda, a no ser que sean de muy buena calidad.

      Finalmente los colchones inflables, no son camas de verdad para diario y se deben usar con moderación: como camas auxiliares o en caso de tener invitados en casa y faltar camas. No son saludables para el descanso ni excesivamente cómodas (por mucho que nos digan en la tele), aunque para un imprevisto vienen muy bien y una vez desmontadas ocupan muy poco espacio.

    • #11097 Responder
      Mariana de la Argentina
      Invitado

      Muchas gracias Murillo, espectacular! tengo problemas de columna y tengo dilemas con los colchones, tengo 37 años pero vengo sufriendo desde los 19….Lo que habia que esperar a la tecnologia!
      A decir verdad, recientemente estuve viendo colchones, me confundi muchisimo… Al leer esto, se me aclaro mucho el panorama, me estoy decidiendo entre dos: uno de muelles con capa de latex y otro de muelles con capas de memory foam e «inteligent bed» juntas (ufa, ahora tengo que averiguar que diferencia hay entre esos dos tipos de espuma).
      Saludos desde la Argentina!

Mostrando 1 respuesta al debate
Respuesta a: Elegir un colchon. Tipos de colchones
Tu información:




Ir a la barra de herramientas